Desde hace más de veinte años actuamos como primer punto de contacto de los medios, tanto al servicio de un empleador, como para clientes autónomos. En este sentido hemos aprendido en los buenos tiempos y en los malos, entre otros de nuestro trabajo con el canal deportivo holandés Sport7, que supuso una gran escuela, a pesar de o quizá precisamente por quebrar.

 

Nuestros clientes eran y son el centro de atención de los medios, unas veces de forma voluntaria, otras de forma no completamente voluntaria. Piense, por ejemplo, en Joop van den Ende Theaterproducties, V&V Entertainment de Roel Vente y Albert Verlinde y Amsterdam Dance Event.

 

Para estos clientes nos hemos hecho cargo, entre otros, de la portavocía. De forma comprometida, pero manteniendo una distancia profesional. Sin perder de vista los intereses del cliente, pero con una función facilitadora de cara a la prensa.